Tu humo sigue apestando

Escribí un poco de esta entrada en Octubre de 2013, pero ante el creciente número de usuarios del Cigarrillo electrónico en mi entorno (aunque ahora con un aspecto más coqueto) me veo casi obligado a terminar lo que empecé el pasado año. Lo hago por vuestra seguridad, pero también por la mía.

La famosa agencia de prensa EuropaPress ya informaba en Septiembre que el #cigarrillo electrónico puede causar cambios en los pulmones a corto plazo muy parecidos a los del #tabaco http://bit.ly/15EmUCY  pero claro, esto no es un Balón de Oro para darle bombo.

Y para rematar el post tan sólo me voy a dedicar a traducir el texto que pública la mismísima Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en Inglés) el cual podéis leer en versión original aquí.
¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos o ENDS (Por sus siglas en inglés, sistemas de suministro de nicotina electrónicos-electronic nicotine delivery systems-) son dispositivos cuya función consiste en vaporizar y suministrar a los pulmones del usuario una mezcla química comunmente compuesta por nicotina, propilenglicol y otros productos químicos , aunque algunos productos afirman no contener nicotina. Actualmente se oferta una serie de ENDS  en distintos sabores que pueden ser particularmente atractivos para los adolescentes. Los cigarrillos electrónicos ( e- cigs ) son el prototipo más común de ENDS.

Cada dispositivo contiene un sistema de vaporización electrónico, baterías recargables , controles electrónicos y cartuchos del líquido que se vaporiza. Los fabricantes informan de que los cartuchos contienen normalmente entre 6 y 24 mg de nicotina , pero a veces pueden contener más de 100 mg. En formato de productos como el tabaco, la nicotina es una sustancia química adictiva que en cantidades excesivas puede ser letal ( 0,5-1,0 mg por kg de peso de la persona).

La mayoría de los ENDS están conformados para parecerse a los cigarrillos convencionales (tabaco) (por ejemplo, cigarrillos, cigarros, pipas, pipas de agua o cachimbas). A veces también se hacen de forma parecida a objetos de uso cotidiano, tales como bolígrafos y lápices de memoria USB, para las personas que deseen utilizar el producto sin que otras personas lo noten.

¿Son seguros los cigarrillos electrónicos (ENDS)?

La seguridad de los e-cigs NO ha sido demostrada científicamente.

Los riesgos potenciales que representan para la salud de los usuarios siguen estando sin aclarar. Además, las pruebas científicas indican que los productos varían mucho en la cantidad de nicotina y otras sustancias químicas que suministran y no hay manera para los consumidores de averiguar lo que realmente están ingiriendo con el producto que han comprado.

La mayoría de los ENDS contienen grandes concentraciones de propilenglicol, que es un conocido irritante cuando es inhalado. Las pruebas en algunos de estos productos también sugieren la presencia de otros productos químicos tóxicos, aparte de la nicotina. Además, el uso de estos productos -cuando contienen nicotina- puede suponer un riesgo por envenenamiento con nicotina (es decir, si un niño de 30 kilos de peso inhala el contenido de un cartucho de nicotina de 24 mg esto podría causar una intoxicación aguda por nicotina que en la mayoría de los casos podría causar su muerte) y un riesgo de adicción para los no fumadores. La nicotina, ya sea por inhalación, ingestión o en contacto directo con la piel , pueden ser particularmente peligrosa para la salud y la seguridad de ciertos segmentos de la población, como  niños, jóvenes, mujeres embarazadas, madres lactantes, personas con enfermedades cardíacas y ancianos. E-cigs y sus cartuchos de nicotina y accesorios de recarga deben mantenerse fuera del alcance de los niños en todo momento a la vista del riesgo de asfixia o intoxicación por nicotina.

Como los ENDS no generan el humo que está asociado con la combustión del tabaco,se cree comúnmente que su uso es más seguro que fumar tabaco. Esta “seguridad” ilusoria de los ENDS puede ser un potente atractivo para los consumidores, sin embargo, los productos químicos utilizados en los cigarrillos electrónicos no han sido plenamente revelados, y no hay datos suficientes sobre sus emisiones.

¿Son los cigarrillos electrónicos un método efectivo para dejar de fumar?

La eficacia de los cigarros electrónicos para ayudar a las personas a dejar de fumar no ha sido demostrado científicamente.

Los ENDS a menudo se promocionan como sustitutivos del tabaco, alternativas de fumar o ayudas para dejar de fumar. Pero sabemos que para que los productos que ayudan a dejar de fumar sean efectivos y seguros, deben ser utilizados de acuerdo a las instrucciones elaboradas para cada producto a través de pruebas científicas. No hay instrucciones científicamente probados para el uso de e-cigs como alternativa para dejar de fumar. Los beneficios para la salud que se asocian a estas afirmaciones carecen de fundamento o pueden estar basados en información inexacta o engañosa. Cuando los ENDS se utilizan como apoyo para el abandono del tabaco, están destinados a suministrar nicotina directamente a los pulmones. Ninguna de las ayudas para dejar de fumar aprobadas, como los parches de nicotina y los chicles, suministras nicotina a los pulmones. Por lo tanto, el mecanismo biológico por el cual dejar de fumar podría lograrse mediante la llegada de nicotina a los pulmones y sus efectos son desconocidos. El suministro de nicotina al pulmón podría ser peligroso. Por lo tanto, independientemente de los efectos de la nicotina, es de importancia mundial estudiar el suministro pulmonar científicamente.

La dosis de nicotina suministrada es también desconocida. Se sospecha que la dosis administrada varía notablemente según el producto, las cuales contienen nicotina en diversas cantidades y concentraciones.

CONCLUSIÓN:

Hasta que un determinado cigarrillo electrónico se considere seguro y eficaz y de calidad aceptable por un organismo regulador nacional competente, los consumidores deben ser advertidos fuertemente para no utilizar cualquiera de estos productos, incluyendo los cigarrillos electrónicos.

Avisados quedáis.

Ahhh, por cierto, esta misma WHO es el mismo organismo PÚBLICO que no ha encontrado prueba alguna de que los Organismos Modificados Genéticamente sean perjudiciales o dañinos para la salud animal (los humanos somos animales) o el medio ambiente y los productores de estos organismos SI han hecho informes de seguridad, eficacia y calidad más que aceptable para llegar al mercado, pero ya se sabe GreenPeace tiene la razón.

Transgénicos no, pero fumar esta mierda si¡¡¡

ACTUALIZACIÓN 22/01/2014

La biotecnología, como casi siempre, al rescate de la ciudadanía. Innoagral división de control y análisis de la empresa Sevillana Hespérides ya realiza controles analíticos de loteado determinando la concentración de nicotina que tienen sus cigarrillos electrónicos.
Innoagral soluciones agroalimentarias

Biotecnología, innovación al servicio del ciudadano¡¡